luxación de hombro recurrente

Cómo tratar una luxación de hombro recurrente para que no se vuelva más crónica que el síndrome de la marmota

Una de las lesiones más frecuentes en la actividad deportiva es la luxación anterior de hombro, sobre todo en la mayoría de deportes donde se realizan movimientos bruscos o caídas con mal apoyo.

No es raro ver a menudo en partidos de futbol, balonmano, rugby o baloncesto como, de repente, a un deportista se le sale el hombro de su sitio y esta lesión le fastidia la partida.

Si has vivido esta lesión en bucle como si fuera el día de la marmota, en este artículo te cuento cómo puedes evitar que la luxación de hombro se vuelva crónica.

Y, antes de avanzar más, te adelanto los temas que voy a tratar en más profundidad para que valores si esta información te puede ayudar o no en tu situación.

Me he dislocado el hombro (y no es la primera vez) ¿qué hago?

Lo primero que te puede interesar saber es que existe un consenso entre los traumatólogos deportivos de que en un primer episodio de luxación de hombro puede tratarse de forma conservadora (sin operar). Siempre y cuando no haya lesiones graves y se haga un plan de recuperación adecuado.

Pero pongamos que este no es tu caso porque ya te has dislocado el hombro antes.

Cuando se produce un segundo episodio, la cosa cambia. Y es ahí cuando los traumatólogos debemos hilar fino y analizar cada caso de forma individual para confeccionar un traje a medida para el tipo de lesión de hombro que tengas.

Y esto te lo voy a mostrar mejor con un caso de un paciente con luxación de hombro recurrente.

Te presento el caso de un joven aficionado al rugby

Es el caso de un chico de 20 años que juega al rugby de manera aficionada.

Este joven llegó a mi consulta después de haber sufrido 4 episodios de luxación anterior de hombro derecho.

Al llegar me cuenta que, anteriormente, le han tratado su lesión de forma conservadora (sin cirugía). También que siempre le han restado importancia, alegando que tenía mucha laxitud (flexibilidad en los ligamentos).

En resumidas cuentas:

Han pasado 3 años y la evolución no ha sido buena porque lo primero que veo en mi consulta es que tiene una inseguridad muy marcada en su hombro derecho.

Tras analizar su caso y con el diagnóstico claro, decidimos hacerle una cirugía mediante artroscopia para empezar por reparar las lesiones labrum del hombro.

Durante esa cirugía, pude observar como el cartílago de la articulación del hombro de este joven presenta un desgaste similar al de una persona mayor de 60 años.

¿La causa?

Probablemente, ese excesivo desgaste es por la inestabilidad de hombro que ha estado sufriendo este paciente todos estos años.

Tras la cirugía, ponemos en marcha un plan específico de recuperación guiado para fortalecer la musculatura del hombro y ayudar así a recuperar la estabilidad y la seguridad en sí mismo.

Eso sí, el historial de episodios recurrentes ha dejado a este chico la secuela del desgaste del cartílago que es irreparable. Y que, desafortunadamente, puede que le ocasione molestias continuas en un futuro próximo.

Aun así, nos consta que por el momento este joven ha vuelto a jugar a rugby, disfrutando del ejercicio y confiando en su brazo derecho.

En cualquier caso, como hemos visto anteriormente:

Las luxaciones no solo afectan a los ligamentos

Si no se tratan correctamente a su debido tiempo, las luxaciones ocasionan generalmente consecuencias en el resto de la articulación, dando lugar a lesiones en el cartílago, las cuales pueden ser irreparables como en el caso que te acabo de presentar.

Es más, hay más tipos de secuelas que te pueden dejar esta lesión de hombro que te explico más adelante.

Pero antes es importante que sepas por qué puedes estar viviendo el síndrome de la marmota, repitiendo los mismos episodios de luxaciones en tu hombro en bucle.

¿Por qué se dislocan los hombros tan a menudo?

A este paciente le pasó en la pista, jugando a rugby. Pero en muchos casos reaparecen la subluxación o luxación cuando inesperadamente el hombro realiza gestos de menor intensidad.

Como por ejemplo nadando, es frecuente que en nadadores que han tenido una luxación, las recaídas ocurren simplemente con movimientos circulares del hombro; con el peligro que eso conlleva si esto sucede nadando a mar abierta.

Otras ocasiones te puedes dislocar el hombro en situaciones tan cotidianas como al agarrarte a algún sitio tras el frenazo de un autobús o simplemente al tirar fuerte de una puerta.

Cuando esto ocurre suele ser porque las lesiones anatómicas son ya importantes. Por este motivo, apremia ponerle solución a todas aquellas situaciones en las que el hombro se sale del sitio al mínimo esfuerzo o movimiento.

lesiones deportivas de hombro

¿Cómo puedes evitar que la luxación de hombro se repita en bucle?

Para tratar este tema voy a ir por partes:

Episodio 1: paciente sin lesiones deportivas importantes

Una recuperación dirigida, potenciando la musculatura posterior y rotadora externa del hombro puede ser suficiente para estabilizar el hombro y devolver la seguridad al paciente.

Este plan de recuperación específico y guiado puede disminuir las probabilidades de nuevos episodios de luxación en tu hombro.

Episodio 2: paciente con lesiones deportivas importantes

Cuando ya se ha producido una recaída o hay lesiones importantes de ligamentos o labrum, las posibilidades de recurrencia son altas.

Y, entonces, es cuando hay que realizar un tratamiento quirúrgico, especialmente en pacientes jóvenes, deportistas o en personas con vidas activas.

Pero antes hay que analizar las características de la lesión, si hay rotura de labrum, así como el historial médico, el estado general de salud y la vida del paciente (si esta persona es deportista amateur o profesional, si tiene una actividad laboral de riesgo, etc.)

¿Qué secuelas dejan una luxación de hombro recurrente?

La luxación recurrente del hombro puede tener diversas consecuencias tanto a nivel de sensaciones como a nivel anatómico.

A continuación, te cuento algunas de las secuelas principales que puedes padecer y sus problemas de salud asociados.

A nivel de sensaciones puedes notar síntomas como:

Dolor agudo y persistente

Después de una luxación, es común experimentar dolor intenso en el hombro afectado. Esto puede persistir durante días o incluso semanas después del episodio.

En casos recurrentes, el dolor puede volverse crónico y afectar significativamente la calidad de vida, limitando algunas de tus actividades cotidianas.

Inseguridad

El hombro se siente débil y puede dar la impresión de que podría salirse de su lugar con facilidad, especialmente durante ciertos movimientos o actividades cotidianas de tu día a día.

Incomodidad o malestar general

Pueden venir por la sensación de inestabilidad, por resaltes del hombro y porque la luxación puede limitar tu capacidad para realizar ciertos ejercicios, especialmente aquellos que involucran elevar el brazo por encima de la cabeza o moverlo hacia atrás.

A nivel anatómico puedes sufrir secuelas como estas:

Lesiones de los ligamentos y el labrum

Cada vez que el hombro se luxa, los tejidos blandos que rodean la articulación, como los ligamentos, el labrum y la cápsula articular sufren daños colaterales.

Y con las luxaciones recurrentes, estos tejidos o músculos pueden volverse más laxos y debilitados, lo que aumenta el riesgo de futuras luxaciones.

Desgaste del cartílago de la articulación

Las luxaciones repetidas pueden provocar desgaste prematuro del cartílago que recubre la articulación de los hombros.

Esto puede conducir a la osteoartritis en el hombro, una dolencia en la que el cartílago se desgasta y los huesos comienzan a frotarse directamente entre sí.

Lesiones en el hueso (glena y cabeza humeral)

En casos severos de luxación recurrente, pueden producirse fracturas en los huesos que componen la articulación del hombro, como la cabeza del húmero o la cavidad glenoidea de la escápula.

¿Qué te propongo hacer para recuperarte de un hombro luxado?

Lo que yo te propongo hacer para recuperarte bien de tu luxación de hombro viene justo ahora.

Lo primero, analizar qué lesiones tienes y cómo se ha producido la luxación en tu hombro.

Entonces, en un primer episodio traumático y con lesiones leves de la anatomía el plan de recuperación será el siguiente:

  • Una primera fase de inmovilizar durante 2-3 semanas el brazo con un cabestrillo para dar la oportunidad a tu cuerpo de cicatrizar las lesiones y desinflamar la hinchazón tras el traumatismo.
  • Una segunda fase de fisioterapia centrada en recuperar la movilidad que suele durar hasta la sexta semana.
  • Una tercera fase de potenciación de grupos musculares (posterior y rotadora externa) que te proporcione estabilidad y te haga recuperar la seguridad en el brazo.
  • La fase final de readaptación deportiva para los pacientes con actividades físicas más exigentes (balonmano, deportes de raqueta o actividades laborales de riesgo)

Un último consejo

La luxación recurrente del hombro no solo causa dolor y malestar significativos, sino que también puede tener consecuencias a largo plazo en la anatomía del hombro.

Así que es importante buscar un tratamiento adecuado para abordar este problema de salud y prevenir complicaciones futuras.

Si estás pensando en recuperarte de una luxación de hombro, busca un buen traumatólogo. Podría ser yo o podrían ser otros, pero acude a un especialista en lesiones de hombro que trate tu caso con la importancia que merece.

PD1. Si te interesa, pide cita aquí.

PD2. Si te has quedado con alguna duda, pregunta en los comentarios.

PD3. Si buscas un traumatólogo especialista en lesiones de hombro y rodilla en Bilbao, podré ayudarte a recuperarte.

Si quieres que evalúe tu caso y veamos qué tratamiento es mejor para tu lesión, tengo consulta presencial en Bilbao en Plaza Euskadi, y en el Hospital Quirónsalud de Bizkaia. 

Puedes reservar aquí tu cita:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Dr. Miguel
1
¿Tienes alguna duda?🙂
Hola 👋 Si tienes alguna pregunta, puedes hacer clic en "WhatsApp Dr. Miguel" para hablar directamente conmigo en WhatsApp. Te responderé en menos de 24 horas.