lesiones ligamento cruzado anterior en mujeres

Un traje a medida para lesiones de ligamento cruzado anterior en mujeres deportistas

Todo el mundo sabe que la lesión de ligamento cruzado anterior en sí ya es frecuente en el mundo del deporte por varios motivos. Si embargo, hay dos factores de riesgo no tan conocidos que parecen aumentar la frecuencia de estas lesiones en mujeres deportistas.

Es el caso de Nayra Fernández, una jugadora de balonmano que vino a consulta a tratarse conmigo de esta lesión deportiva y que, durante su recuperación, escribió esta reseña en Google.

La rotura del ligamento cruzado anterior es una de las lesiones que más tememos los deportistas. Por eso, cuando supe que yo me lo había roto sentí miedo y muchos nervios, pero desde la primera consulta con el doctor, sentí que estaba en buenas manos, estaba tranquila. Está siendo un excelente traumatólogo, muy cercano, tranquilo y entregado. Me está resolviendo todas las dudas que estoy teniendo a lo largo de este proceso en la mayor brevedad posible de una manera clara y asegurándose de que lo entienda todo.

¡¡Muchas gracias por todo Miguel!!

Nayra Fernández Macías”

Antes de seguir con el caso de esta paciente, te adelanto en este índice de contenidos algunos temas de salud importantes que afectan a mujeres deportistas lesionadas del ligamento cruzado anterior:

¿Por qué es tan común la rotura de ligamento cruzado anterior en mujeres deportistas?

Lo dicho, la lesión de ligamento cruzado anterior en sí es frecuente en personas deportistas por 3 motivos principales que ahora te cuento:

  1. La alta carga de competición que se mide en la intensidad y la duración de los entrenamientos en deportistas.
  2. Los deportes de alto impacto que son actividades físicas que implican movimientos bruscos, saltos, giros y una gran cantidad de fuerza ejercida sobre las articulaciones del cuerpo.
  3. La falta de entrenamiento de fuerza de algunos grupos musculares (glúteos, isquiotibiales y vasto interno principalmente)

Sin embargo, hay 2 factores de riesgo no tan conocidos que parecen aumentar la frecuencia de estas lesiones de rodilla en mujeres deportistas.

¿Cuáles son?

  1. La tendencia general a tener un valgo de rodilla (las piernas con forma de X).
  2. El ciclo hormonal parece afectar sobre la resistencia del colágeno de los tejidos. Este hecho se traduce irremediablemente en más lesiones o fracturas durante los días cercanos al periodo menstrual.

Además, en mujeres es aún más frecuente la falta de entrenamiento en ejercicio de fuerza que causa las desafortunadas lesiones en los ligamentos y las articulaciones.

¿Qué es para mí un “traje a medida” en traumatología?

Cuando una deportista tiene una lesión de rodilla en la que está presente la rotura del ligamento cruzado anterior, todo el mundo casi siempre se centra única y exclusivamente en tratar esa parte lesionada.

Como consecuencia, se pierde de vista algo que es muy importante y que guarda una estrecha relación con confeccionar un traje a medida en traumatología.

Hablo de valorar las posibles lesiones que le acompañan y el historial médico de la persona que sufre este tipo de lesiones deportivas.

No todas las lesiones de ligamento cruzado anterior hay que tratarlas igual. Y, en ese sentido, es muy importante evaluar la información y el contexto de la persona lesionada.

¿Y por qué es tan importante el contexto?

Te cuento.

En chicas deportistas, menores de 25 años, las posibilidades de recaer en esta lesión del ligamento son bastante altas. Por ello, es muy recomendable aplicar tratamientos extra que incluyen:

  • Reparar el ligamento cruzado anterior con tejido propio.
  • Subsanar las lesiones de los meniscos con inflamación que pueden haber asociadas (cuando las hay).
  • O realizar una “plastia” de refuerzo en la zona lateral de la rodilla, que ayude al nuevo ligamento cruzado a responder mejor cuando haya un esfuerzo físico importante por una competición.

Eso, por un lado.

Por el otro, ya en recuperación (en la fase de poscirugía) hay que realizar con cada paciente de manera individualizada lo siguiente:

  • Un trabajo de fuerza con ejercicios específicos.
  • Una readaptación deportiva guiada, individualizada según las características físicas de la paciente, el ejercicio y el deporte que practica habitualmente.

Conocer el contexto de cada paciente es sumamente importante para poder confeccionar “un traje a medida” con todos los recursos necesarios para tratar adecuadamente a cada paciente que llega a mi consulta.

Dicho esto, ahora te cuento cómo suele suceder esta lesión deportiva, el tratamiento a medida y los pasos que debes seguir para recuperarte bien.

Cómo se repara la lesión de ligamento cruzado anterior

Todo empieza cuando tienes el accidente deportivo y te llevan a urgencias.

Allí te harán una radiografía para ver que no hay fractura en los huesos y te pondrán un vendaje.

Lo más seguro que vas a salir de allí con una cita con traumatología para los siguientes días (entre 5 y 10 días) tras la atención médica recibida en urgencias.

El diagnóstico de una rotura de ligamento cruzado anterior

Ya en consulta, me cuentas lo qué te ha ocurrido y los síntomas que tienes ahora mismo. Los más habituales que puedes estar sufriendo son el dolor intenso muscular y la rodilla hinchada.

Entonces, el siguiente paso es empezar, cuanto antes, con el diagnóstico de tu caso.

Para ello, te voy a realizar una exploración física en la que muchas veces ya vamos a detectar, además de la hinchazón, que hay cierta inestabilidad en la rodilla, lo que significa que puede haber una lesión de ligamentos.

Con esta sospecha, voy a solicitar una resonancia magnética y tendrás que volver a consulta para ver los resultados de esta prueba en unas dos semanas aproximadamente.

En la segunda consulta, cuando la resonancia confirma la lesión de ligamento cruzado anterior y, a veces, también lesiones de menisco que ocurren asociadas, es cuando empiezan a presentarse los nervios, miedos y las dudas en mis pacientes.

Es lo más normal por la incertidumbre.

En ese momento, te pueden asaltar miedos como estos ante una rotura de ligamento:

  • Miedo a una lesión grave de rodilla y sus secuelas en meniscos, articulaciones, tendones, huesos, etc.
  • Miedo a la cirugía
  • Miedo a no recuperar bien tu rodilla
  • Miedo a no volver a practicar tu deporte habitual.

El tratamiento a medida

Estate tranquila, yo me encargo de explicarte claramente en qué consiste la lesión para que lo entiendas todo. Y las consecuencias de no tratarla correctamente que ya te adelanto que son, principalmente, la inseguridad en tu rodilla y el desgaste acelerado a medio plazo.

También, te enseño qué vamos a hacer exactamente para reparar las lesiones que tengas y volver a recuperar la confianza en tu rodilla.

Hablamos sobre la cirugía, la recuperación posterior, los plazos aproximados de tu tratamiento a medida y respondo a todas tus dudas en consulta o por correo.

Es más, te voy a mostrar los resultados alcanzados en la mayoría de los casos parecidos al tuyo que he tratado para que te quedes mucho más tranquila.

diagnóstico de rotura de ligamento cruzado anterior

¿Qué sucede si no se trata bien esta lesión en mujeres deportistas?

Las consecuencias de no tratar bien una lesión de ligamento cruzado anterior en una mujer deportista pueden ser las siguientes dependiendo del tiempo:

A corto plazo:

Puedes experimentar dolor e inseguridad en la rodilla, con posibles episodios de fallo y la consecuente caída de riesgo.

A medio plazo:

Las lesiones en los meniscos y lo más grave que atañe al cartílago puede provocarte una artrosis de rodilla a una edad temprana.

El desenlace de la rotura de ligamento cruzado anterior de Nayra

La recuperación de esta lesión deportiva

A los 4 meses de terminar la recuperación con el fisioterapeuta y, una vez restablecida la movilidad de su rodilla, Nayra se puso en manos de un readaptador deportivo de mi confianza.

Con él trabajaron sus desequilibrios musculares y los patrones de movimiento más frecuentes de su deporte (el balonmano) para poder volver a competir en el mejor estado de forma posible.

Finalmente, se reincorporó a los entrenamientos con su equipo a los 9 meses desde la cirugía de su rodilla. Y me consta que esta temporada Nayra está compitiendo en balonmano como una más.

¿Qué te aconsejo yo?

El mejor consejo que te puedo dar es realizar un entrenamiento de fuerza complementario a tu actividad deportiva habitual para evitar esta lesión tan común en mujeres deportistas.

Piensa que deben ser ejercicios dirigidos a los músculos que ayudan al ligamento cruzado anterior (glúteos, isquiotibiales y vasto interno). Y, sobre todo, es esencial ser constante en ellos para lograr fortalecerlos al máximo.

En definitiva, evitar una lesión grave de rodilla y seguir disfrutando del deporte de contacto o competición depende en gran medida de adquirir este tipo de hábito.

PD1. Si te has quedado con alguna duda, pregunta en los comentarios.

PD2. O también puedes contactarme, es aquí  para pedir cita.

PD3. Si buscas un traumatólogo especialista en lesiones de hombro y rodilla en Bilbao, podré ayudarte a recuperarte.

Si quieres que evalúe tu caso y veamos qué tratamiento es mejor para tu lesión, tengo consulta presencial en Bilbao en Plaza Euskadi, y en el Hospital Quirónsalud de Bizkaia. 

Puedes reservar aquí tu cita:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Dr. Miguel
1
¿Tienes alguna duda?🙂
Hola 👋 Si tienes alguna pregunta, puedes hacer clic en "WhatsApp Dr. Miguel" para hablar directamente conmigo en WhatsApp. Te responderé en menos de 24 horas.