plasma rico en plaquetas prp
Valoración (5/5):
5/5

El plasma rico en plaquetas (o prp) ¿qué aplicaciones tiene en traumatología?

El PRP o Plasma Rico en Plaquetas es un tratamiento que está adquiriendo cada vez más protagonismo.

Probablemente te suene del mundo de la medicina deportiva. Conocidos deportistas se han sometido a este tipo de tratamientos para intentar mejorar de lesiones persistentes (como la tendinitis del tendón rotuliano o del tendón de Aquiles).

En los últimos años están apareciendo estudios que observan buenos resultados en el tratamiento de determinadas lesiones entre las que se incluyen las inflamaciones de tendones (como el manguito rotador) o el desgaste articular (como la rodilla).

Esto está provocando que su uso no esté limitado al mundo deportivo, sino que se está extendiendo cada vez más a la población general.

Vamos a ver en qué tipo de lesiones ha demostrado mejores resultados y en qué situaciones merece la pena plantear este tipo de tratamientos.

¿Qué es realmente el plasma rico en plaquetas (prp)?

El Plasma Rico en Plaquetas o PRP, es un tratamiento biológico, que se extrae de la sangre del paciente.

De la muestra sanguínea, se aísla la parte del plasma, que contiene plaquetas y una serie de factores biológicos que se conocen como factores de crecimiento.

Sin entrar más en detalles técnicos, son los componentes de la sangre encargados de regular la inflamación y la cicatrización.

Y es esta capacidad la que tiene interés en la práctica clínica.

En muchas lesiones (sobre todo crónicas) la función de inflamación está alterada y con el PRP buscamos reestablecer el equilibrio y, en consecuencia, mejorar los síntomas.

¿Son todos los prp iguales?

Uno de los problemas que tenían muchos estudios realizados con PRP, era que se metían en el mismo saco una cantidad de productos muy diferentes entre sí, lo que daba unos resultados confusos en cuanto a su eficacia.

Al aumentar las indicaciones en los últimos años, se han podido realizar estudios con los productos de mayor calidad, y los resultados han sido muy distintos a los ensayos de hace años.

Puede que te preguntes (y con razón) que sí el tratamiento es la propia sangre del paciente, como puede haber tantas diferencias en el resultado final del plasma conseguido.

Esto podría complicarse mucho, pero voy a intentar explicártelo con la palabra “pureza”.

Los productos que consiguen el PRP más “puro” tienen mejores resultados.

Cuando hablamos de PRP “puro” nos referimos a que consiguen aislar el plasma y las plaquetas totalmente, sin ninguna contaminación de glóbulos rojos (hematíes) y glóbulos blancos (leucocitos).

Y esto tiene una explicación.

Los hematíes y los leucocitos son células que promueven más inflamación, por ello, si nuestro producto tiene cierta “contaminación” su efectividad disminuirá (y mucho).

Para que puedas distinguirlos, te dejo una imagen con distintos niveles de pureza. El ideal, es aquel que tiene un color amarillo oscuro. Los que tengan un aspecto rojizo o amarillo demasiado pálido, sugieren cierta contaminación.

¿En qué situaciones es efectivo el tratamiento con prp?

Aún faltan estudios que nos iluminen sobre todas las aplicaciones posibles, así que me centraré en comentar las dos enfermedades en las que hay más evidencia en cuanto a buenos resultados

Lesiones tendinosas

Los tendones son estructuras que conectan músculos con huesos, de forma que permiten el movimiento de las extremidades (brazos y piernas) y las articulaciones.

Son estructuras sometidas a mucha tensión, y determinadas actividades con movimientos repetitivos o bruscos, pueden lesionarlos.

Como te imaginarás, actividades laborales con movimientos repetitivos (cadenas de producción, trabajos con pesos por encima del hombro) son candidatos a este tipo de lesiones.

La otra actividad por excelencia, es la deportiva, sobre todo el deporte de élite de hoy en día, con esa alta exigencia mantenida durante muchos meses al año.

Todo esto genera una inflamación en esos tendones, que, si se mantiene el suficiente tiempo, puede llegar a alterar la anatomía del tendón, debilitándolo.

Y en última instancia, rompiéndolo.

Por eso es tan importante tratar las inflamaciones de los tendones (tendinitis o tendinopatías) de forma precoz, para evitar el daño crónico y sus posibles roturas.

Y es en esta fase inflamatoria donde el PRP tiene su efecto, al “controlar” esa inflamación y aportando factores que ayuden a la reparación del tejido lesionado.

Los tendones más estudiados y donde se han demostrado buenos resultados son:

  • Tendones del hombro (manguito rotador). El más famoso por su frecuente lesión es el tendón del supraespinoso. Aunque hay otros como infraespinoso o subescapular.
  • Tendón rotuliano: una de las tendinopatías más frecuentes, sobre todo en el mundo deportivo por la utilización (a veces excesiva) del músculo cuádriceps). Especialmente frecuente en deportes como el ciclismo, baloncesto, tenis.
  • Tendón de Aquiles: otras de las lesiones típicas y que con mayor frecuencia acaba en rotura del tendón si no se trata a tiempo. Muy frecuente en el mundo deportivo.

Desgaste articular

Probablemente, la lesión más estudiada. Sobre todo, el desgaste (artrosis) de rodilla.

Numerosos estudios han demostrado que la artrosis no es solo un problema estructural (desgaste de cartílago y roce de un hueso con otro) sino también biológico.

Se alteran las moléculas presentes en el líquido articular, generando un ambiente inflamatorio descontrolado, que contribuye a una mayor lesión en la anatomía y aumento de la clínica de dolor.

Y es precisamente por este segundo punto, por el que el tratamiento con PRP puede resultar de utilidad, sobre todo en fases más avanzadas.

Infiltraciones con PRP dentro de la articulación e incluso en el hueso cercano en los casos más avanzados, ayudan a revertir ese “ambiente inflamatorio” y a controlar el dolor de los pacientes.

Aplicaciones en investigación

Dado los buenos resultados obtenidos en los últimos estudios, se están estudiando el posible beneficio en otras lesiones, por ejemplo:

  • Tratamiento de la epicondilitis de húmero (codo de tenista): lesión muy limitante y frecuente en el mundo laboral.
  • Como aporte biológico a reparaciones quirúrgicas de tejidos
    • En suturas de tendones a hueso como el manguito rotador.
    • En reparaciones de menisco (sutura meniscal)
    • En reparaciones de ligamentos (cruzado anterior)
  • En lesiones de cartílago, con el objetivo de aportar factores biológicos al cartílago reparado.

Si los resultados siguen en la misma línea, probablemente vayan apareciendo más aplicaciones en los próximos años.

¿Cómo es el procedimiento de tratamiento con prp?

Cómo te comentaba anteriormente, el procedimiento de tratamiento de PRP comienza con una extracción de una muestra de la sangre del paciente.

Dependiendo del sistema utilizado necesitamos entre unos 20 y 30 cc de sangre por cada aplicación. La mayoría de tratamientos requieren de 3 aplicaciones (habitualmente una semanal o quincenal).

Esa muestra sanguínea se introduce en una centrifugadora, con el objetivo de aislar completamente la parte de plasma y plaquetas.

Una vez obtenido, se “activa” con una sustancia (cloruro cálcico) para que esas plaquetas y factores comiencen a trabajar. Una vez activado, se aplica en el sitio de la lesión, ya sea dentro de la articulación o en el tendón lesionado.

Para aumentar la eficacia del tratamiento, sobre todo en la aplicación sobre tendones, es fundamental el uso de un ECÓGRAFO.

Esto nos permite ver las zonas del tendón con mayor inflamación y aseguramos que colocamos el PRP en el lugar más adecuado.

Recomendaciones para complementar el tratamiento con prp

Como el “fármaco” del PRP es el plasma del propio paciente, el principal factor que puede mejorar la eficacia es tener un plasma de la mejor calidad posible.

Para ello hay una serie de recomendaciones que el propio paciente puede realizar. Te enumero algunas de las más importantes.

  • No tomar antiinflamatorios los días previos y posteriores al procedimiento, ya que disminuiría la capacidad de regulación de dicha inflamación de las plaquetas y factores.
  • Si el paciente es fumador, se recomienda (encarecidamente) eliminar el tabaco en la medida de lo posible. Entre los efectos perjudiciales del tabaco, está una alteración de todas las células sanguíneas, incluido el plasma
  • No realizar actividad física intensa en los días previos al tratamiento. El ejercicio físico intenso genera cierto “ambiente inflamatorio” y podría afectar a la calidad del plasma
  • Tras la realización del procedimiento, se recomienda realizar durante las primeras 24 horas un “reposo relativo” para evitar molestias y posibles inflamaciones locales.

Conclusiones

El PRP es un tratamiento biológico con el plasma del propio paciente que parece eficaz en el tratamiento de lesiones tendinosas y articulares.

No todos los sistemas consiguen aislar el plasma sin contaminación, por lo que para mejorar la eficacia es recomendable utilizar aquellos que sí lo consigan.

En lesiones tendinosas, la utilización de un ecógrafo mejora los resultados, al “asegurar” una correcta aplicación en los lugares del tendón lesionado.

El desgaste de la articulación de la rodilla (artrosis) es la más estudiada con diferencia, y la que parece beneficiarse más de este tratamiento, incluso en fases avanzadas.

Y, para terminar, si sigues las recomendaciones que hemos comentado, tu plasma tendrá “una mayor calidad” con lo que estarás contribuyendo a un buen resultado.

PD1. Y si te has quedado con alguna duda, pregunta en los comentarios.

PD2. Y si quieres leer otro artículo, pulsa aquí.

PD3. O también puedes contactarme. Es aquí

PD4. Si buscas un traumatólogo para Bilbao capital podré ayudarte.

Si quieres que evalúe tu caso y veamos qué tratamiento es mejor para tu lesión, tengo consulta presencial en Bilbao en Plaza Euskadi, y en el Hospital Quirónsalud de Bizkaia. 

Puedes reservar aquí tu cita:

Dr Miguel Romero

Soy el Dr. Miguel Romero, especialista en traumatología de hombro y rodilla

Nací en la primavera de 1988 y tras dar unas vueltas por la península llegué a Bilbao en 2013 y me quedé para formar una familia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes dolores en tu rodilla?
Pues déjame tu email y te enviaré los 7 mejores consejos para cuidar tus rodillas y prevenir lesiones que yo mismo recomiendo a mis pacientes
¿Tienes dolores en tu rodilla?
Pues déjame tu email y te enviaré los 7 mejores consejos para cuidar tus rodillas y prevenir lesiones que yo mismo recomiendo a mis pacientes
¿Tienes dolores en tu rodilla?
Pues déjame tu email y te enviaré los 7 mejores consejos para cuidar tus rodillas y prevenir lesiones que yo mismo recomiendo a mis pacientes
WhatsApp Dr. Miguel
1
¿Tienes alguna duda?🙂
Hola 👋 Si tienes alguna pregunta, puedes hacer clic en "WhatsApp Dr. Miguel" para hablar directamente conmigo en WhatsApp. Te responderé en menos de 24 horas.