lesiones deportivas más frecuentes

Lo que más valoran de tratarse conmigo los pacientes que superan sus lesiones deportivas

Hay algo que quizás no sepas de mí.

Una historia de mi adolescencia que jamás he contado por aquí.

No, no me hice un tatuaje de un tribal en una noche de fiesta.

Es otra cosa.

Con 16 años me hice mi primera lesión de rodilla, muy típica de adolescentes o niños en etapa de crecimiento con mucha actividad física. Por aquel entonces, jugaba como si no hubiera un mañana a varios deportes de impacto, sobre todo a fútbol.

Eso hizo que terminara con una lesión deportiva en el hueso de la tibia.

Y, el traumatólogo que me atendió, me prohibió hacer deporte durante 6 meses. Por lo que tuve que dejar todos los equipos en los que jugaba y me perdí muchas cosas que para mí eran demasiado importantes.

Hoy en día, esa forma de tratar las lesiones ha quedado atrás. Y, afortunadamente, se realizan recuperaciones más activas con alternativas efectivas que evitan que tengas que parar toda tu práctica deportiva.

Probablemente saber eso, sumado a que soy una persona a la que le gusta mucho hacer deporte desde siempre, ha hecho que con los años me haya especializado en tratar a pacientes con una vida activa.

Y, especialmente, a fecha de hoy soy el traumatólogo de personas deportistas que sufren lesiones como las que te cuento más adelante.

En definitiva, en mi día a día trato a personas a las que ayudo a recuperarse de sus caídas o a prevenir futuras lesiones deportivas para poder seguir disfrutando de una vida más sana y activa.

Antes de seguir, te adelanto en este índice de contenidos más temas sobre lesiones frecuentes y consejos de salud que voy a seguir tratando:

¿Por qué me dedico a esto?

Si has visitado alguna página de mi web ya debes saber a qué me dedico. Pero, por si eres nuevo por aquí, ahora mismo me dedico a la traumatología de hombro y rodilla.

Lo dicho, soy una persona activa y deportista. Y ser así me ha llevado a querer que la gente que llega hasta mí tenga un estilo de vida saludable y con sus rutinas deportivas.

Pero, la verdadera razón de hacer lo que hago es mi deseo de tratar dolores musculares, fracturas y lesiones que impiden llevar a mis pacientes la vida activa que quieren mantener, independientemente de que ya tengan 40 o 50 años.

Para ello, me valgo de las herramientas más efectivas que la medicina tiene en la actualidad: las cirugías de reparación poco invasivas y los tratamientos biológicos.

Y la cosa no termina ahí.

Para poder garantizar la máxima calidad en lo que ofrezco, me dedico a tratar 4 tipos de lesiones. Ya que soy un médico de los que piensan que «el que mucho abarca, poco aprieta» en el vasto campo de la traumatología.

Es más, el hecho de centrarme solo en 4 procesos de recuperación de lesiones en hombro y rodilla se traduce en tener una destreza técnica excepcionalmente mayor a la media.

Mi hiperespecialización me permite, entre otras ventajas, aplicar tratamientos personalizados a mis pacientes a los que me gusta llamar trajes a medida.

Y bien, explicar qué son los trajes a medida es otro tema interesante que me guardo para contarlo mejor en otro artículo de este blog.

Así que los trajes los dejo en el armario por hoy.

Lo que más valoran mis pacientes de tratarse conmigo

Para empezar, la mayoría de mis pacientes dicen que valoran mucho la rapidez en tener una consulta y un diagnóstico de aproximación a sus problemas de salud desde el inicio.

Lo segundo, algunas personas le dan mucho valor a tener acceso prioritario a pruebas médicas que evitan que se retrase el tratamiento que necesitan para recuperarse cuanto antes y poder volver a su rutina normal.

Lo tercero, todo el tiempo que me tomo con cada paciente para explicarle con claridad qué le está pasando a su cuerpo y qué tipo de tratamiento es el más adecuado en su caso.

Lo cuarto, otros pacientes valoran el aumento de probabilidades en obtener un buen resultado, al ponerse en manos de un traumatólogo especializado en cuatro lesiones importantes que ocurren a menudo.

Para terminar, también hay quien aprecia la eficiencia en contestar a todas sus dudas, preguntas o consultas de información por correo en menos de 24 horas.

Dicho esto, sigo con las lesiones deportivas que sufren a menudo mis pacientes.

3 tipos de lesiones deportivas de rodilla y hombro en las que soy especialista

Entre las tipologías de lesiones deportivas de rodillas más frecuentes que trato se encuentran:

Lesión de ligamento cruzado anterior

Es, sin duda, la lesión deportiva más famosa en estos tiempos y una de las más frecuentes entre mis pacientes.

La lesión de ligamento cruzado anterior es muy importante para la rodilla porque altera su funcionamiento habitual, además de generar dolor y una sensación de inseguridad en el cuerpo desagradable.

El deportista que la sufre nota cómo la rodilla le va a fallar, por lo que tiene miedo a realizar su actividad deportiva o incluso a hacer ejercicios más cotidianos como bajar cuestas y escaleras.

Todos ellos son síntomas que sufren una gran mayoría después de actividades de impacto que causan esta fractura.

Si es tu caso, ten muy presente que es sumamente importante tratar y recuperarse correctamente de esta lesión. Ya que, si no lo hacemos así, la rodilla irá “envejeciendo” de una forma acelerada, pudiendo provocar un desgaste (artrosis) de la rodilla afectada a una edad temprana.

Ahora bien, debes saber que, si eres deportista y tienes una rotura del ligamento anterior cruzado, hay que tratar esa lesión de forma individualizada con todos los recursos necesarios para repararla.

Por lo que vas a necesitar un plan de recuperación que incluya no solo la cirugía, sino también la rehabilitación posterior de los ligamentos y la reincorporación progresiva a tus entrenamientos.

rerotura de ligamento cruzado anterior

Lesiones de meniscos

Quédate con que los meniscos son las almohadillas de la rodilla. Y su principal función es amortiguar el peso del cuerpo para cuidar del cartílago.

En el mundo deportivo, sobre todo en aquellos deportes de impactos y giros, los meniscos son especialmente importantes por el riesgo al que se someten.

De hecho, así es como se fracturan los meniscos, con giros bruscos de la rodilla ante movimientos inesperados que ocurren en la pista o el campo.

En pacientes menores de 40 años, hay que prestar especial atención a estas lesiones de rodilla y, sobre todo, no dejar que pase el tiempo. Esto es así porque lesiones que en principio se reparan con una sutura meniscal, pueden dejar de ser recuperables con el paso de lo meses.

Y no es lo mismo tener tu almohadilla completa que solo el 60% si eres una persona deportista.

La principal lesión deportiva de hombro que trato en mi consulta es:

La luxación de hombro

Por lo general, suele producirse por caídas con un mal apoyo del brazo en cualquier deporte con cambios de movimiento, dirección y contacto. Especialmente pasa al practicar rugby, balonmano, baloncesto, fútbol…

La luxación de hombro es una lesión común que cuando se produce siempre daña la articulación del hombro.

Antes de nada, en este tipo de lesión es muy importante saber aquellas lesiones que se han producido antes para valorar qué posibilidades hay de que vuelva a ocurrir o qué secuelas se pueden dar si no se repara bien la luxación.

Al igual que con los meniscos, esta lesión de hombro es fácilmente reparable mediante una cirugía mínimamente invasiva (artroscopia).

Eso sí, también es conveniente que sepas que, si se retrasa el tratamiento de una luxación puede complicarse la situación y acabar con secuelas permanentes en el hombro.

Y hasta aquí las 3 lesiones deportivas más frecuentes que trato a diario en mi consulta médica.

¿Qué te recomiendo hacer ahora?

El mejor consejo que te puedo dar ahora es que pidas una consulta con un traumatólogo (a ser posible especializado en lesiones deportivas) para valorar tu caso médico en conjunto y de forma personalizada.

Porque las lesiones de rodilla y hombro que te he contado son importantes. Y más si eres un deportista que está preocupado por superar una posible lesión o por prevención.

Aunque no debes tener miedo, lo que sí te recomiendo es que no dejes pasar el tiempo y empieces a recuperarte cuanto antes de cualquier lesión deportiva que esté afectando a tu vida.

PD1. Si te has quedado con alguna duda, pregunta en los comentarios.

PD2. O también puedes contactarme, es aquí  para pedir cita.

PD3. Si buscas un traumatólogo especialista en lesiones de hombro y rodilla en Bilbao, podré ayudarte a recuperarte.

Si quieres que evalúe tu caso y veamos qué tratamiento es mejor para tu lesión, tengo consulta presencial en Bilbao en Plaza Euskadi, y en el Hospital Quirónsalud de Bizkaia. 

Puedes reservar aquí tu cita:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Dr. Miguel
1
¿Tienes alguna duda?🙂
Hola 👋 Si tienes alguna pregunta, puedes hacer clic en "WhatsApp Dr. Miguel" para hablar directamente conmigo en WhatsApp. Te responderé en menos de 24 horas.